lunes, 17 de diciembre de 2018

QUIJOTE DE PLATA

Poemas sociales.




Náufragos azules vomitan estrellas
en el mar de la noche
y la aurora ajena a nuestro dolor
se repite cada amanecer
más allá del horizonte
donde los gallos despiertan
con su canto el día
y donde todavía la alegría
se ahoga en lágrimas
y el alma nos duele en la nostalgia
cuando el recuerdo
de Juan Ramón
Carlos
Pedro Livio
Y Ezequiel nos abruma
y octubre
evidencia fatal de su partida
es un largo camino de lirios
y cruces hacia la eternidad
por donde partieron llenos de gloria
vestidos con sus trajes de neblina y rocío
hacia la historia
Juan Ramón
Carlos
Pedro Livio
Y Ezequiel

A los compañeros caídos en Nagua


LLUEVE SOBRE LA CIUDAD

Lágrimas y flores
llueven sobre la ciudad
sobre sus hombros un ataúd
lleva la multitud
sus voces van dejando un rastro
de golondrinas fugaces
sobre el asfalto mojado
sus manos tristes dicen adiós
a solitarios transeúntes
que bajo la lluvia pasan indiferentes
no entienden
que tanta ausencia
no nos cabe bajo la piel
porque desde entonces
para nosotros que te conocimos
camarada
la vida sin tu alegría
no volverá a ser igual
pero para no olvidarte
recogeremos los libros
y los cuadernos
los uniformes y las pizarras
el recreo y las tizas
el aula
las clases
los alumnos
tu ejemplo
y marcharemos por las calles
de tu pueblo
ondeando orgullosos
la bandera por la que caíste
para que las gentes
entiendan lo digno que fuiste

A Marino Báez
Asesinado en Ecuador




SOBRE TUS HOMBROS

Te llevan
no sabes la sentencia
ignoras que fue Judas Iscariote
quien te vendió
va sereno
te insultan
te rebelas
te golpean
vas cansado
jadeante
impotente
cargando sobre tus hombros
todo el dolor del mundo
ensangrentado como un Cristo
hacia el Gólgota
rodeado de bestias disfrazadas de humanos
algunas vestidas de gris
con pistolas y fusiles
que clavan con rabia
en tus costados
te llevan
te empujan
te resistes
no quieres continuar
entiendes ahora la traición
que a donde te llevan
te espera la muerte
te empujan
te resistes
te golpean
te caes
y un canalla te dispara cobarde
un tiro en un costado
y allí inesperadamente
te quedas para siempre
donde tus ojos asombrados
miran fijos las estrellas
que palpitan en tu corazón
y en un rincón de la noche
los bastardos intentaron
esconder tu cadáver
pero el viento acongojado
tocó puertas airado
abrió ventanas
recorrió calles
y anunció tu muerte
y la luz de un lucero al amanecer
marcó la ruta donde tu cadáver
como un lirio decapitado
sobre la tierra sedienta
permanece tranquilo
como evidencia del horror

Para Apolinar Toribio (El Patriota)

QUIENES

Quiénes mataron la flor
la palabra
el amor
la esperanza
quiénes mataron la voz
del viento
quiénes mataron
a Roque Dalton
no
ya no quiero saber quiénes
lo mataron
prefiero ignorar
que fueron ustedes
sus hermanos
sus camaradas
quienes fusilaron al poeta
junto a Pancho

a Roque Dalton Poeta Salvadoreño Asesinado

QUIJOTE DE PLATA

Cabalgaste sobre el lomo de la noche
bajo el embrujo de una luna
hecha de seda y cobre
soñando la esperanza
con hacer de la alegría un canto
un canto de amor solidario en América
cual quijote de plata tras un sueño
sembrando de girasoles
las viejas ciudades dormidas junto al mar
recorriendo los caminos
por donde partieron los amigos
hacia un largo exilio de prisión y muerte
cabalgaste sobre el lomo de la noche
siempre alegre
sembrando esperanzas
rompiendo cadenas que en América
nos atan a un destino de sangre
cabalgaste sobre el lomo de la noche
tras la aurora
y te quedaste dormido para siempre
entre las flores
y nosotros aquí en Quisqueya
orgullosos reivindicamos tu nombre
Eduardo

Dedicado al Dr. Eduardo Umaña Mendoza insigne abogado colombiano, que defendió a los dominicanos que estuvieron presos en ese país.
Umaña, fue asesinado por los escuadrones de la muerte.


UN SENDERO DE CRUCES

I

Hoy
que la muerte uniformada
acecha escondida
tras el velo transparente
del odio

II

Hoy
que mil fusiles iracundos
han cercado la aurora

III

Hoy
que la metralla repartida
muerde la carne
inocente del día

IV

Hoy
que la sangre muda
salpica las estrellas

V

Hoy
un sendero de cruces
atraviesa el horizonte

Dedicado a: José Vásquez Castro.



EXILIO II

Hoy añoro mi patria
desde la distancia más honda
que habita en mis recuerdos
mi patria herida
por el frío cristal del odio
herida por la humanamente
inhumana muerte
que persigue y aniquila
a los que levantan en sus manos
la bandera multicolor
de la esperanza
la muerte enseñoreada
en su incansable maldad
la que sin tregua traspasa el tiempo
hasta el último aliento de la vida
la muerte regocijada
en su trono púrpura
escupiendo azufre
sobre el fervoroso sueño
de la multitud
la muerte
la incansable muerte
la que se esconde
detrás del estridente destello
de la metralla
la que danza alegre
al compás fúnebre de la sangre
la muerte
la infinita muerte
omnipotente y omnipresente
la que aniquila y destierra
la muerte
la fatídica muerte
la verdadera muerte
hoy añoro mi patria
desde la distancia más honda
de esta ciudad en la que habito
en México o Praga
en París o Costa Rica
en Argentina o Chile
las calles serán siempre
igualmente solas y tristes

Dedicado a Roque Dalton



QUIERO QUE ME RECUERDES

Quiero amor que me recuerdes
este septiembre azul de luto
en que nuestros muertos
permanecen recientes
en el tiempo de flores
de esta primavera muerta
intacta bajo las ruinas
de la historia
que bajo las cenizas aún tibias
guardan petrificado el olor
a sangre de la pólvora
quiero amor que me recuerdes
precisamente esta tarde
en que después de la lluvia
por las calles húmedas y frías
ondean las banderas fúnebres
por los que se han ido
por los que ya no volverán
esta tarde en que después de la lluvia
amordazamos nuestra ira
y todo nuestro rencor
se reduce al silencio de unas lágrimas
secretas y breves
que surgen de nuestros pechos
hechas un grito desgarrador y sordo
que estremece los cimientos de la multitud
envuelta en su gris melancolía de lluvias
y nostalgias
que perfora el alma de cenizas
de las golondrinas de plata
que todas las tardes
sueñan con ser estrellas
de las noches cálidas
de un verano incierto
quiero que me recuerdes
hoy más que nunca
OH amor
en que para siempre
me he quedado solo
perdido entre las brumas
de esta tarde abismal
por cuya oquedad
la multitud se escapa
del tiempo que oxida sus sueños
que la dispersa
que la arrincona contra la nada
la multitud que aún clama y grita
por los que se han ido
por los que ya no volverán
y sus gritos de siempre
se pierden entre la brizna
de la noche eterna
de un tiempo amargo
donde el terror
redujo nuestra existencia
a la clandestinidad del exilio y la muerte

Dedicado a todos los mártires
de Septiembre


El peso de tu ausencia.

Ha venido temprano la muerte
compañero
amaneció en estas oficinas
hizo su morada en los cubículos del tiempo
esperó traidora un descuido
y clavó sus garras en tu corazón de niño
y nos dejó huérfanos en la pena
desamparados en el llanto
vencidos en el asombro de perderte
Ramón
Cargando sobre nuestras conciencias el peso de tu  ausencia
Comandante

A Ramon Almanzar.


Domingo Acevedo.




HACE TANTO TIEMPO COMANDANTE

Hace tanto tiempo
desde tu primera vez comandante
desde que miraste con ternura
hacia la sierra
y labraste en tus sueños la esperanza
hace tanto tiempo desde que tus ojos
trenzaron la aurora
y tu mirada llena de mariposas estivales
iluminó los caminos lejanos de la utopía
que marcó la ruta invernal
de la victoria en la HABANA
mas todavía tu figura sigue cabalgando
a través de toda nuestra América
encendiendo hogueras
alimentando sueños
agigantándose en el tiempo
ejemplarizadora
indoblegable
indestructible
tu figura de David
derrotando permanentemente
a Goliat
hace tanto tiempo desde entonces
comandante
tanto tiempo
que de aquellos días grises
de la ira y de la sangre
sólo quedan los recuerdos
el ejemplo de los que construyeron
con sus vidas el futuro
e hicieron posible que en América
en una isla la primavera
sea eterna en las corazones
de los hombres y las mujeres
que luchan
y construyen con tesón
el futuro cierto de la patria

Al Comandante Fidel Castro.

VIENES DE LA PENA

Vienes de la pena
de los días amargos de la muerte
vienes del pasado ensangrentado
vienes de un octubre
congelado en el tiempo
multiplicándote
sembrando estrellas y sueños
todo el camino
venciendo tu asma
caminando victorioso
a través de la selva
construyendo primaveras y auroras
haciendo realidad con tu vida
la utopía
vienes del pasado
resucitas todos los días
de entre los muertos
y subes a los Andes
y desde allí tu voz guerrillera
anuncia el día
que en América
los hombres con su amor
romperán las cadenas
que los atan a un destino
de miseria y dolor

Al Comandante Che Guevara


ELLOS

Ellos quisieron matar al viento
pero tu sonrisa
inocente y tibia
detuvo la espada asesina
y la flor se hizo canción
en primavera
y de la sangre
y las cenizas del olvido
volviste
Narcisazo
y creciste
y te hiciste pueblo
lo que siempre quisiste ser
un canto
de amor y libertad
en la voz de todos nosotros

Dedicado a Narciso González
Desaparecido en el último gobierno de Balaguer.


DICIEMBRE DEL 1963

En las montañas lejanas
grises y frías
de un diciembre remoto
a pesar del tiempo transcurrido
el viento del invierno
aún florece amapolas
en un bosque
bordado de rizos tiernos
de lluvia y rocío
donde el alba es una cascada
luminosa de colores
horizontalmente líquidos
sobre el claro amanecer
de la utopía
que hizo posible la esperanza
en este siglo salpicado de sangre
conmovido por un horario
de lágrimas
que se alargan hasta alcanzar
el lívido reflejo
de orquídeas rotas
cuyo dolor conmueve el vuelo
transparente
de las mariposas doradas
que brotan eternas de los ojos
de los guerrilleros asesinados
en las frías montañas
de un diciembre amargo
petrificado en el tiempo
repetido pertinazmente
para que el odio no convierta
el dolor en una máscara
donde se esconda el amor necesario
para liberar la patria

A Manolo Tavarez Justo y a los que junto a él se inmolaron en las escarpadas montañas de nuestro país.

LIBORIO

Liborio
allá donde habitas
los invasores
que te buscan con rabia
no podrán llegar a matarte
además
tú sabes que con tu crimen
ellos intentaron en vano
extirpar tus sueños
del corazón de tu pueblo
que aún te ama
y te venera
y te acompaña
en tus viajes hacia la utopía
recurrente del sacrificio y la gloria
que desde entonces
allá
donde caíste abatido
esas tres cruces
que se levantan lejanas
de la sangre
tienen flores permanentes
y tu nombre que los sicarios
intentaron en vano
atar al olvido
lo lleva dulcemente el viento
en su voz de bosques y montañas
hacia la eternidad


BARBARIN

Si vamos a hablar de dignidad
Podemos sin ruborizarnos
mencionar con ternura
el nombre de Barbarín Mojica
titán antitrujillista
que burló mil veces
a los sicarios de la muerte
que amparados bajo la sombra del poder del jefe
intentaron silenciar para siempre
su voz pertinaz de mar y salitre
hidalgo hijo de esta patria
humilde trabajador portuario
que contrajo nupcias
con la causa de los pobres
y se hizo abanderado de la lucha
por la redención de los oprimidos
y no hubo cárcel para detener sus sueños
ni fusiles para segar su vida
y no pudieron los amos
comprarlo con promesas
ni con amenazas
amilanarlo los verdugos
él siguió erguido su camino
hacia la historia con la mirada
llena de caracoles y estrellas
puesta en el futuro

A Barbarín Mojica

COMBATIENTES ANÓNIMOS

Yo los he visto
en todos los lugares a donde he ido
son los anónimos combatientes
de los barrios
los que con sus manos desnudas
construyen un futuro mejor
los que han regado con su sangre
el camino victorioso de la patria
ignorados combatientes del alba
comandantes estelares del rocío
en la frente una estrella
en el alma un sueño
sin tiempo para el miedo
avanzan indetenibles
hacia la victoria
yo los he visto en todos los lugares a donde he ido
hijos de nadie
sin nombres y sin apellidos
muchachos
simples muchachos de barrios
que a pesar del horror
ríen
cantan
aman
y a veces lloran por los que mueren
tratando de alcanzar
el sol de un nuevo amanecer
son ellos
los combatientes anónimos
de los barrios
los que necesariamente vencerán
los que con su amor
hacen posible la utopía
los que en secreto con su heroísmo
construyen el futuro
son ellos
cuyos nombres olvidamos
cuando escribimos la historia
los anónimos combatientes
de los barrios

Dedicado a Manuel Vázquez (chuito) Dirigente Popular de Cotuí, quien murió a consecuencia de una golpiza que le dio la policía.



ESTUPOR

después del estupor
nos queda la terrible sensación de la ausencia
y un hondo vacío nos llena
y la soledad nos atrapa
en su irreal maraña de silencio y angustia
y la alegría desde entonces
nos sabe amarga
y en medio de la pena
el recuerdo de los amigos
que partieron a destiempo
nos sobrecoge el alma
y nos deja en la boca
el sabor a sangre de la tristeza
por los que partieron con prisa y sin querer
por Mármol
que fue el constructor
infatigable de sueños
el eterno y solidario militante
el combatiente
el hombre
el amigo
leal
y humilde
abnegado
y justo
lo recuerdo
en medio de los gases lacrimógenos
y el fuego de los neumáticos
en medio de las banderas multicolores
entre los estudiantes sudorosos
y las consignas airadas
en medio de todo
siento que retorna en el viento
que germina en la lluvia
y se multiplica entre las flores
sabéis
Mármol
tiene de la noche
la estatura de las estrellas
por Ayanes
que fue siempre díscolo
romántico y fraterno
siempre presto al sacrificio
a dar lo mejor de él en la lucha
por la redención del pueblo
Ayanes
siempre vivirá entre los sueños
de la multitud que ama
y construye con tesón
el futuro cierto de la patria
por Pedro
el militante puro y simple
que nos dejó su sonrisa fresca
su tierna alegría
su ejemplo
sus sueños
un volveré impreso en la noche eterna
de un septiembre envenenado y maldito
que nos arrebató de las manos
a los amigos que no olvidaremos nunca
sé Pedro
que allá entre los sueños y la alegría
entre las mariposas y las flores
duermen ustedes apacibles
esperando que nosotros
construyamos con su ejemplo
la nueva patria
donde ustedes dejarán de ser
simples mártires de la pequeña burguesía
afiches olvidados en paredes húmedas
un recuerdo doloroso en el tiempo
y se convertirán entonces
en luz
esperanza
amor
y libertad

Este poema está dedicado a mis compañeros de la UNER, a Pedro, Ayanes y Eduardo, caídos en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, República Dominicana.

VIEJO ROBLE

Sé que te levantas
de la sangre todos los días
que germinas
que creces
que vives
que los pájaros cantan
tu alegría de guitarra
y la brisa guarda
tu historia de soldado
pero sabes viejo roble
aún el viento
no logra detener el tiempo
que avanza inexorable
hacía el olvido
mas yo sigo caminando hacia ti
con mis manos
llenas de flores rojas y azules
para enterrar en tu alma la primavera
para que tu mirada quieta
se llene de pájaros y colores
de mariposas y distancias
sabes Mármol
tu ausencia remota
nos entristece y nos duele
por eso te busco incesante
entre las ruinas de la sangre
que manchó de angustia
el rostro alegre
de las horas de septiembre
entre las sombras líquidas
de mis sueños cotidianos
que corren libres y transparentes
sobre la superficie sedienta
de las montañas lejanas
allí te busco
donde sé que habitas
en el apacible eco
de los que sólo han tenido
como voz su silencio
en el ruido de átomo deshecho
por la incertidumbre de la muerte
bajo la tierra te busco
en ella
los que te aman tanto
sembraron tu cuerpo
como quien siembra un árbol
para que germine la esperanza
para que no muera la alegría
y cuando te encuentre viejo amigo
pondré en tu frente
una estrella reluciente y amarilla
para que la luz planetaria
de tu sonrisa
no se apague nunca
para que el marfil
de tus dientes muerda el alba
para que tu rostro sea un espejo puro
y cristalino
donde el hombre pueblo
se pueda mirar a sí mismo
y entienda que en el presente
hay que construir el futuro
a golpe de sacrificios dolor y sangre

A Eduardo Mármol, caído en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, el 23 de Septiembre del 1990.


TUS MANOS

Obreros
son sus manos
las que fabrican la ternura
es tu sudor el que alimenta
la tierra
y son tus sueños
los que hacen
inmenso al universo


Domingo Acevedo.